Mejores Sistemas De Cultivo Para Marihuana

El cultivo de Cannabis, que ahora se ha incrementado legalmente, bien sea para uso terapéutico o medicinal. Ha fomentado la evolución de sistemas de cultivos de alta tecnología para su producción los cuales hacen más fácil el crecimiento y desarrollo de las plantas.

Ahora bien, los sistemas de cultivo modernos son más eficaces y de mayor calidad. Es más, diferentes técnicas agrónomas han demostrado su eficiencia en los distintos sistemas para cultivar. Habitualmente, estos aumentan la producción y mejoran mucho la calidad del producto cosechado comparándolo con los cultivos exteriores.

Cabe mencionar que la marihuana, al igual que como tantas otras plantas domésticas, la puedes cultivar al aire libre o en interiores. Y esto puede ser determinante tanto para la cosecha como para la técnica de cultivo en sí.

Además, debes tomar en cuenta que los cuidados que le des a tus plantas desde el primer momento y durante todo el proceso de cultivo harán que ellas alcancen su rendimiento y excelentes cualidades. De hecho el cultivo de Cannabis en exteriores puede ser una buena opción para muchos cultivadores, pero se corre el riesgo de que las condiciones climatológicas las dañen.

En cambio en interiores puedes controlar la naturaleza y el producto es superior debido al rendimiento de las plantas, aunque requieren de mucho cuidado, equipamiento y tiempo. Sin embargo, existen sistemas que controlan a la perfección el ambiente de ellas que van desde los más rudimentarios hasta los más profesionales.

Aquí tienes los tipos más buscados

Te explicamos un poco más sobre ellos:

Sistemas Hidropónicos

Los sistemas de cultivo hidropónico están muy relacionados con el cultivo de cannabis y se están dispersando por todo el mundo cada vez más rápido por una significativa razón. La hidroponía se basa en cultivar plántulas en una solución líquida. Es decir agua, a la que a diario se le agregan nutrientes.

Además, no tienes que preocuparte por el riego, ya que siempre tendrá el agua y los nutrientes necesarios y tampoco se utiliza ningún tipo de sustrato. Ahora bien, la ventaja de esto en comparación con el suelo es que las raíces de las plantas absorben directamente de la solución los nutrientes necesarios.

De tal manera que, en lugar de gastar energía para generar un sistema de raíces, la planta puede crecer más y producir un mayor rendimiento. Estos cultivos son mucho más complicados, puesto que tienes que llevar un estricto seguimiento de la composición del agua, agregándole la medida correcta de los nutrientes necesarios.

Además, tienes que estar verificando y modificando varias veces al día la temperatura del agua, los niveles de pH y las concentraciones de nutrientes. No es de extrañar que los cultivadores de cannabis recurran a la hidroponía. Ya que obtienen un mayor rendimiento de cogollos lo cual es su máxima prioridad.

Sin embargo, instalar un sistema hidropónico amerita de una inversión económica mucho mayor y conocimientos más específicos. Pero, la recompensa a todos esos esfuerzos será la calidad de la cosecha que será mayor y si todo se realiza correctamente, la densidad de resina será superior y lógicamente, también el CBD y el THC.

Funcionamiento de un Sistema Hidropónico

Este sistema de cultivo se fundamenta en la gran disponibilidad de alimento y aire de parte de las raíces de las plantas. Cabe indicar que la planta realiza un proceso de intercambio catiónico cuando la cultivas en el suelo para absorber sus nutrientes.

En cambio, en el cultivo hidro este proceso se acelera en gran parte. Por lo tanto las plantas logran incrementar el ritmo de su metabolismo y rinden mucho más.

Este sistema se refiere a la forma más eficaz de obtener una gran cosecha en corto tiempo, por tal motivo ha sustituido a otros sistemas de cultivo, tanto en la agricultura intensificada como en el cultivo doméstico.

Sistemas Aeropónicos

El sistema aeropónico es el más avanzado y profesionalizado de todos los sistemas de cultivo de Cannabis. Básicamente se trata de una reforma mejorada y más moderna del sistema hidropónico. Cabe destacar que este se basa en mantener las raíces colgando en el aire, es decir, que se trata de un cultivo donde no utilizas ningún tipo de sustrato.

Y le aplicas el alimento por medio de un sistema de riego con agua rica en nutrientes. Ahora bien, las raíces se encuentran dentro de una cámara de cultivo en un sistema de bucle cerrado que evita que penetre la luz, haciendo que sea casi imposible el desarrollo de algas y la aparición de enfermedades.

Por lo tanto este ambiente oxigenado y exento de enfermedades hace que la planta se desarrolle con mayor densidad incrementando la cantidad de producción por metro cuadrado. Por otra parte, es grande la cantidad de cultivadores que piensan que las mejoras en lo que se refiere a la cosecha son menores que los esfuerzos que implica.

No obstante, este tipo de cultivo te ofrece resultados de alta calidad y tanto el gasto de agua como el consumo energético son mucho más reducidos que en todos los demás sistemas de cultivo.

¿Cómo funciona este sistema?

En este tipo de cultivo las plantas crecen en macetas de rejilla que cierran los tallos suavemente. Pero con firmeza para que las raíces cuelguen sobre un sistema de rociado a las raíces a alta presión en intervalos regulares con una mezcla de agua y nutrientes.

Dichos intervalos son activos e inactivos, siendo los inactivos el tiempo de pausa que le permite al sistema circulatorio absorber los nutrientes. En cambio, los activos son los que aportan a las plantas el agua y los nutrientes que se encuentran dentro del sistema de bucle cerrado.

Además, estas macetas de rejilla cuentan con unas tapas que nada más permiten salir al tallo de la planta, evitando de esta manera, el riesgo de evaporación y de excesos en la concentración de nutrientes.

Así mismo, este sistema también previene filtraciones de luz lo que impide que se desarrollen algas que puedan afectar a las raíces, generando así un ambiente libre de enfermedades. Por lo tanto el resultado es un sistema con más posibilidades de producción, menos espacio y menos gastos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)