Los 5 Mejores Insecticidas y Fungicidas para Cannabis del 2022

Las enfermedades son el motivo principal del daño de cultivos cultivos de Cannabis y son causadas por una cantidad de diferentes organismos fitopatógenos.

Cabe destacar que los virus, los nemátodos o gusanos y las bacterias también causan enfermedades en plantas y los hongos son la principal causa de pérdidas en cultivos a nivel mundial. Y por eso es que debes tener a la mano insecticidas y fungicidas.

Ahora bien, aunque muchos cultivadores se niegan al uso de productos fitosanitarios para la eliminación de plagas y bichos despreciables es inevitable su uso si se quiere obtener una cosecha, bien sean fungicidas, insecticidas o acaricidas, ya que viene siendo la única opción para salvar las plantas. Además, dentro de sus beneficios se encuentra el logro de una mayor y mejor cosecha.

Sin embargo, no todos son de amplio espectro, es decir que depende de la enfermedad para aplicar la solución adecuada. Por ejemplo, los fungicidas accionan específicamente en hongos mientras que los insecticidas en insectos, por eso se usan para proteger los cultivos.

Aquí tienes los tipos más buscados

Te explicamos un poco más sobre ellos:

¿Qué son los Insecticidas?

Esta es una solución fitosanitaria que elimina los insectos como los escarabajos, las moscas, los pulgones y saltamontes entre otros insectos dañinos que alteran el crecimiento de las plantas. Cabe indicar que estos son muy útiles para proteger las cosechas y expeler los insectos domésticos.

Es más, para que este sea efectivo debe impedir el proceso vital del insecto a tratar, como por ejemplo sus huevos. Además se debe usar sobre la superficie afectada por la plaga, aunque, debes tomar en cuenta las especificaciones de su uso y alcance, ya que cualquier insecticida no es para cualquier insecto. Y lo puedes usar tanto para prevenir como para controlar.

Tipos de Insecticidas

Los insecticidas de acuerdo a su clasificación se enfocan en su habilidad para penetrar en la planta, en la manera de como ingresan al cuerpo del insecto, en su efectividad y su naturaleza química y entre estos tipos tenemos:

  • Sistémicos: estos insecticidas son absorbidos por medio de las raíces y se difunden por los tallos y hojas.
  • Orgánicos: cuando estos insecticidas actúan producen excitación, falta de coordinación motora y una parálisis antes de la muerte. Cabe aclarar que orgánico se refiere a que incluyen carbono en su composición química de allí las reacciones.
  • Naturales: a estos también se les llama insecticidas ecológicos o biológicos por su fácil desintegración y su toxicidad que es de media a baja. Entre ellos se encuentran las bacterias, las flores secas del crisantemo, las raíces secas de derris, la nicotina de la hoja del tabaco y el aceite de neem o nim entre tantos otros.
  • El aceite de neem uno de los más utilizados, ya que repele los insectos en los cultivos al aire libre porque se mantiene y no se desprende fácilmente de las hojas ni con la lluvia. Así mismo es magnífico para el cuidado de las plantas de interior sin riesgo de toxicidad. En realidad, este aceite le altera la asimilación de proteínas a los insectos causándoles esterilidad para su reproducción e impide el crecimiento de las larvas.

¿Qué son los Fungicidas?

Estos son un tipo particular de plaguicida que controla las enfermedades de hongos, impidiendo o eliminando al causante de la enfermedad. No obstante, no todas las enfermedades ocasionadas por hongos pueden controlarse correctamente con fungicidas como por ejemplo, las enfermedades vasculares o marchitamientos.

Ahora bien, se utiliza por medio de sustancias o granulados, que se esparce sobre la superficie afectada como semillas, bulbos, raíces de plántulas u otros órganos de contagio, para evitar que en un futuro crezca hongo en tu cultivo, ya que al colocarla se forma un revestimiento protector que dificulta o retarda el crecimiento del hongo.

Tipos de Fungicidas

A los fungicidas los podemos diferenciar de acuerdo a sus características, forma de aplicación o momento de uso y entre los cuales están:

Según el modo de aplicación

  • Protectores: estos habitualmente son de contacto. Es decir, los aplicas en la superficie de las plantas haciéndolo varias veces más para garantizar su efectividad, ya que por la lluvia u otras situaciones pueden desaparecer.
  • Sistémicos: los cuales son absorbidos por la planta y se difunden en su interior. Al esta sustancia penetrar en ella tratan y evitan la infección, puesto que son efectivos a lo largo del ciclo de vida del patógeno.
  • Penetrantes: estos se aplican en las hojas y se difunden por medio de cada una de ellas, sin llegar nunca a las otras hojas.

Según su acción

  • Específicos: estos fungicidas atacan directamente al agente patógeno en particular, combatiendo a la enzima o a la proteína que permite su existencia. Además por su acción específica no afectan al ambiente de los cultivos en que se aplican, pero esta acción también implica que pierden fácilmente su eficacia, ya que los hongos comienzan a crear resistencia.
  • Múltiples: estos son los más típicos y tratan distintos hongos a la vez. Sin embargo, cada día se están usan menos en los cultivos, porque pueden atentar contra el medio ambiente.

Ventajas del uso de Insecticidas

Lo más probable es que hayas notado que ha proliferado la aparición de plagas y a causa de eso prefieres eliminar el problema a tiempo y no cuando ya no puedas controlarla, pero tienes que conocer que tipo de insecticida puedes usar y cuáles son sus ventajas. A continuación te detallamos algunas:

Insecticidas Químicos

Ventajas

  • Se disipa lentamente.
  • Elimina las plagas inmediatamente.
  • Es capaz de acabar con varios tipos de plaga.
  • No es muy sensible a factores ambientales.
  • Se encuentra fácilmente.

Insecticidas Orgánicos

Ventajas

  • No son tan dañinos.
  • Se degradan rápidamente.
  • Se fomenta menor resistencia de las plagas.
  • Poco riesgo de que queden residuos, más que nada en los alimentos.
  • Actúan de forma rápida y son menos peligrosos.

Ventajas del uso de Fungicidas

Al momento de hablar de las ventajas que poseen los fungicidas tenemos que destacar que:

  • Ofrecen una amplia protección en los cultivos, en las plantas y en las semillas.
  • Poseen componentes no tan nocivos para la salud y el bienestar del ser humano.
  • Eleva considerablemente el rendimiento de los cultivos.
  • Impiden las infecciones y evitan el crecimiento de distintos hongos que atacan a las plantas.
  • Evitan y limitan la aparición del moho gris.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)