Los 5 Mejores Sistemas de Riego para el cultivo de Cannabis

El riego, se trata de esparcir agua sobre la superficie del sustrato o suelo del cultivo. Además, regar tus plantas es una necesidad e implica un simple proceso que definirá el éxito o fracaso de tu cultivo.

Ahora bien, su finalidad es la de aumentar la salud y vitalidad de tus cultivo de cannabis. Sin embargo, debes tomar en cuenta factores como la frecuencia y la cantidad de riego. Cabe aclarar que el agua es el medio por el cual llegan los nutrientes como los carbohidratos, las vitaminas y las hormonas al interior de la planta y además es la que se encarga de repartirlos por su metabolismo.

Así mismo, diluye los nutrientes que le proporcionas, humedece el suelo, le suministra oxígeno al sustrato y a las raíces y mantiene el pH del sustrato. Por lo tanto, es de suma importancia conocer la manera correcta de regar y cuándo hacerlo.

De hecho, si no las riegas cuando les toca estas se pueden deshidratar y si lo haces en exceso se ahogan por falta de oxígeno en la raíz, por eso es que tienes que encontrar un equilibrio exacto.

Por otra parte, el riego es el hecho más repetido durante el cultivo y debes ofrecerle agua con pocas sales, siendo la ideal el agua osmotizada, porque las sales le pueden bloquear las raíces impidiéndoles la adecuada absorción de nutrientes.

En caso de que uses agua del grifo te aconsejamos que utilices frecuentemente enzimas para evitar que se acumulen dichas sales.

Aquí tienes los tipos más buscados

Te explicamos un poco más sobre ellos:

Instrumentos de riego

Gracias a estos instrumentos, las plantas de cannabis reciben un excelente y seguro riego para que no les escasee ningún nutriente y puedan crecer fuertes y sanas. De esta forma, el resultado final será una cosecha abundante y de buena calidad. Entre estos accesorios tenemos:

Sistemas de riego automático

  • Bombas de agua para riego: por medio de esta bomba puedes controlar el agua de riego, ya que sirve para proveer a las plantas de un depósito de liquido, que al mismo tiempo la oxigena, para que la planta pueda asimilar mucho mejor los nutrientes. Además, con esta bomba, el agua estará limpia, llegará adecuadamente a las raíces y no se quedará estancada en el depósito. Este accesorio es lo mejor para aumentar el flujo del agua que llega a tus plantas de forma controlada.
  • Bombas de aire para cultivo: estas son fundamentalmente utilizadas en los cultivos interiores y tienen dos principios básicos. Primero que le suministran aire a todos los esquejes hidropónicos o aeropónicos y segundo que oxigenan y remueven al mismo tiempo los depósitos de nutrientes, para que no se acumulen en el fondo y causen un efecto dañino. De igual manera se encarga de oxigenar las raíces y el agua, lo que es necesario y beneficioso para las plantas.
  • Depósitos de agua: se recomienda un depósito que tenga tapa, cuando se cultiva con abonos químicos o minerales, ya que en estos los fertilizantes aguantan una semana. Además se conserva mejor el agua, hay menos posibilidad de que nazca una plaga del agua y se evitan muchos mohos que salen al darle la luz al agua.

Pulverizadores de agua

Estos te permiten regar las plantas o aplicar productos para las hojas de una forma adecuada y cómoda, garantizándote un reparto uniforme que llega a todos los rincones. Así mismo los puedes usar dentro de los propagadores de esquejes para brindarles una mayor humedad en la fase de enraizamiento de la cosecha.

Filtros de osmosis

Estos filtros son ideales para las zonas con niveles de EC altos, es decir, sales disueltas y con diferentes contaminantes, entonces se debe tratar el agua de riego, para que no se produzcan bloqueos en las raíces de las plantas. Además, ellos realizan el tratamiento del agua por etapas que son:

  • Filtro de sedimentos: en esta etapa se separan las impurezas reteniendo las más grandes.
  • Filtros de carbón prensado: en esta etapa se elimina el cloro y otros compuestos químicos que generen mal sabor u olores desagradables en el agua. Además protege la membrana de los efectos del cloro, que la dañan considerablemente.
  • Filtro carbón granulado: se sigue con el proceso de filtrado del agua para que llegue un agua de buena calidad a la membrana, incrementando su durabilidad y eficiencia.
  • Membrana de ósmosis inversa: es el principal elemento filtrante del sistema de tratamiento, ya que sus poros de 0.1 mm dejan pasar individualmente las moléculas de agua. De hecho, en esta etapa es donde se separan los contaminantes indeseados en el agua, dejándola libre de todo aquel compuesto que pueda perjudicar la salud.
  • Postfiltro remineralizador: elimina los sabores residuales del agua, regula el pH y restablece el equilibrio mineral en el agua tratada.

Tipos de Riego

Uno de los factores vitales para la marihuana es el riego, por eso, queremos hablarte acerca de los diferentes tipos para llevarlo a cabo adecuadamente.

  • Riego Manual

Este es el método básico y como su nombre lo indica es el que realiza el mismo cannabicultor utilizando un recipiente o manguera, es decir, sin el uso de sistemas automáticos. Es más, esta forma de riego te facilita el tener un trato más personal con cada una de las plantas, pero la desventaja es que amerita que se le dedique más tiempo al cultivo que otros sistemas de riego.

  • Riego Automático

Este riego automatizado es lo contrario del riego manual, ya que no necesita que estés pendiente mucho tiempo. Debido a que se activará dependiendo de cuando lo hayas programado y se encargará de regar.

Además, una de sus ventajas es la rapidez y el control del riego. Pero, algunas de sus desventajas son que es un equipo muy costoso, el montaje y la necesidad de controlar con precisión el pH y la EC del agua.

Hoy día puedes elegir distintos tipos de riegos automáticos y aquí te ofrecemos 3 alternativas que puedes tener en cuenta:

  • Riego por goteo: este se basa en un sistema que cuenta con un depósito que mediante una red de tubos, conduce el agua a cada planta por medio del goteo. También posee un temporizador y bomba de riego con lo cual podrás programar el momento que quieras regar y por cuánto tiempo.
  • Riego por inundación: este riego consiste en agregar una considerable cantidad de agua en el suelo para que se filtre por medio del sustrato y poco a poco llegué a las raíces de la planta.
  • Riegos por aspersiones:semejante al riego por goteo que se activa cuando lo programas. Sin embargo, la diferencia está que en lugar de depositar el agua de manera individual en cada maceta, la difunde sobre las plantas. En cierto modo, esto puede ser positivo, puesto que se distribuye uniformemente y así, se evita la formación de charcos.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)